Cristales de ahorro energético.

Las ventanas que no funcionan de forma correcta son las responsables del 40% de la pérdida de energía. Este uso ineficiente tiene sus consecuencias económicas y ambientales.

La instalación de un buen acristalamiento en las ventanas puede evitar transmisiones de calor indeseadas: fugas de la calefacción de la vivienda en invierno, y paso del calor externo en detrimento de la refrigeración interna, en verano.
Los cristales de ahorro energético reducen las pérdidas de calor desde el interior.

Según un reciente estudio realizado en una vivienda media, de unos 100 m2, con ventanas de 1,20m x 1,20m, donde se renovaron acristalamientos simples por otras con acristalamiento térmicamente eficientes, al cabo del año generó un ahorro del 30% en la factura, lo que equivaldría a un ahorro de unos 100€ anuales en una factura media aproximadamente, es una inversión, que con los años, supone un ahorro de dinero considerable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s