Comienza el verano y el calor, a veces, se hace insoportable. Lo más sencillo es poner el ventilador en marcha o encender nuestros aparatos de aire acondicionado… pero ¿Cuánto gasta tener todo el día el aire acondicionado en funcionamiento? Eso es una cuestión que debemos de plantearnos para reducir gastos este verano.

El tener unas buenas ventanas con características aislantes, nos ayudarán a evitar que los rayos solares que llegan al interior de nuestra vivienda a través del cristal de las ventanas, provoquen una sensación de calor superior a la de la temperatura de la habitación. También ocurre, que cuando el sol incide directamente sobre el cristal de la ventana, éste se calienta y se convierte en una especie de “radiador” que si lo tocamos notamos, y emite ese calor hacia el interior de la estancia.